Actualidad de Qualitas Funds

Volver a portada de actualidad
  • Entorno económico

Tokenización en private equity: ¿Es este el avance que los inversores particulares han estado esperando?  

Mayo 2024

Los inversores particulares concentran cerca de la mitad de los c.$287 billones1 de la riqueza mundial2. Sin embargo, actualmente destinan menos del 5% de su riqueza a activos alternativos, una proporción significativamente menor que la asignación de inversores institucionales a estos activos, que se acerca al 15%.

Sin embargo, actualmente destinan menos del 5% de su riqueza a activos alternativos, una proporción significativamente menor que la asignación de inversores institucionales a estos activos, que se acerca al 15%.  

En particular, los inversores con un patrimonio neto ultra alto (“ultra-high-net-worth”) con activos invertibles de más de $30MM asignan entre un 20 y un 25% de su patrimonio a activos alternativos y, por lo tanto, tienen asignaciones más altas en comparación con los inversores institucionales. Sin embargo, tanto los inversores con un patrimonio neto muy alto  (con activos invertibles de entre $5 y 30MM) como los inversores con un patrimonio neto alto (con activos invertibles entre $1 y 5MM) asignan menos del 5% de su riqueza a activos alternativos, lo que eleva la asignación total a alternativos por parte de las personas con un alto patrimonio neto a c.5% de media. Además, el resto de la población asigna menos del 1% de su patrimonio a inversiones alternativas, lo que recalca la baja asignación que los inversores particulares suelen asignar a esta clase de activos.  

Esta falta de asignación a activos alternativos se produce a pesar de los beneficios de diversificación que proporciona la incorporación de estos activos en las carteras de inversión. Un estudio realizado por Neuberger Berman demostró que un aumento progresivo del 0%al 20% en la asignación de capital privado en carteras de inversión aumenta sistemáticamente los rendimientos anualizados y reduce la volatilidad de la cartera, lo que se traduce en ratios de riesgo/retorno mucho más atractivos para los inversores.  

Sin embargo, las personas de alto patrimonio neto a menudo están infra asignadas en activos alternativos como resultado de los inconvenientes inherentes a este tipo de inversiones. En primer lugar, la ausencia de mercados y canales de distribución puede dificultar que las personas exploren e identifiquen oportunidades de inversión alternativas atractivas. Además, los importantes requisitos de capital necesarios para lograr una exposición diversificada a estos activos (con tickets mínimos >€500k para algunos fondos de private equity directo) les impiden invertir. A su vez, los activos alternativos a menudo pueden ser productos complejos, por lo que es posible que los inversores individuales no se sientan seguros al invertir en esos activos. Por otro lado, las inversiones alternativas suelen tener niveles de liquidez más bajos que los activos tradicionales, y la mayoría de los activos tienen dificultades para constituir garantías, lo que dificulta que los inversores individuales apalanquen sus inversiones. Por último, los procesos operativos relativos a las inversiones alternativas tienden a ser más complicados que los de las inversiones tradicionales.  

Qualitas Funds ha creado un producto que mitiga la mayoría de los problemas asociados a inversiones en alternativos. Con un ticket de inversión mínimo de tan solo €100k, nuestros inversores obtienen un acceso diversificado a una amplia variedad de fondos de private equity en el lower mid-market europeo, un espacio que creemos que tiene el mejor perfil de riesgo/rentabilidad. Además, tenemos un fuerte enfoque en las relaciones con los inversores y contamos con un proceso de operaciones y reporting líder que eliminan eficazmente las cargas operativas y administrativas asociadas a la inversión en capital riesgo. 

A largo plazo, la tokenización puede ayudar aún más a mitigar otros puntos débiles que restringen a las personas para invertir en capital privado. La tokenización es una forma de representar la propiedad de un activo a través de un «token» digital. Esto se hace a través de contratos inteligentes o “smart contracts”. Un “smart contract” es un fragmento de código programable que contiene los registros de propiedad de un activo y las reglas para actualizar esos registros en caso de que ocurran una serie de circunstancias (por ejemplo, que se venda el token). En el caso de los fondos privados, los activos a «tokenizar» son las participaciones de los inversores en el fondo.  

Los tokens actúan como un sistema alternativo de mantenimiento de registros que podría usarse en lugar de los registros de acciones tradicionales y dan acceso a los datos a todas las partes relevantes en la cadena. Dado que todas las partes relevantes tienen acceso a estos datos, se puede crear un sistema que automatice las tareas relacionadas con la administración y las operaciones, minimizando los costos asociados con estas actividades.  

La automatización facilitada por la tokenización reduce las cargas y los costes operativos, lo que abre las puertas a que los gestores de fondos establezcan tamaños mínimos de ticket más pequeños para los inversores, permitiendo que una mayor proporción de personas consiga invertir en activos alternativos. Además, la simplificación del mantenimiento de registros de pedidos asociada a los tokens podría mejorar su convertibilidad en efectivo para las personas, mejorando así la liquidez de los activos alternativos, siempre que surjan plataformas relevantes para su comercialización. La mejora del perfil de liquidez hará que los activos sean más adecuados para su uso como garantía, abriendo la posibilidad de que los inversores lleven a cabo inversiones apalancadas en este tipo de activos. Por lo tanto, la tokenización tiene el potencial de corregir muchos de los problemas que impiden que las personas inviertan en activos alternativos hoy en día.  

Si se aprovecha todo su potencial, la tokenización también podría dar lugar a una gama más amplia de posibilidades para un fondo de fondos, incluida la personalización4, en la que las inversiones individuales se tokenizan dentro del fondo, lo que permite a los inversores ajustar las ponderaciones de los activos dentro de su cartera a su preferencia. Además, la tokenización podría automatizar las llamadas de capital para los inversores, agilizando los procesos y mejorando la eficiencia de un proceso que de otro modo sería tedioso. 

En Qualitas Funds, aspiramos a consolidarnos como uno de los principales fondos de fondos que cubren el lower mid-market europeo. Nos esforzamos por hacer de la tecnología uno de nuestros factores diferenciales y hemos desarrollado múltiples soluciones tecnológicas internas para mejorar nuestra eficiencia operativa diaria. Por lo tanto, estamos siguiendo los últimos desarrollos tecnológicos relacionados con la tokenización y aspiramos a aprovechar estas tecnologías a medio y largo plazo, para que los inversores individuales puedan obtener todos los beneficios de invertir en nuestro producto. 


Notas 

Nota 1: En el contexto de esta noticia, un billón equivale a un millón de millones. 

Nota 2: Fuente: Informe de Bain & Company: “How tokenization can fuel a $400 Billion Opportunity in distributing alternative investments to individuals”. Aproximaciones de los gráficos 1 y 2 del informe.  

Nota 3: Aproximaciones indicativas de la asignación de activos alternativos basadas en el informe de Bain & Company. 

Nota 4: Informe de Onyx: “The future of wealth management: Ultra efficient portfolios of traditional and alternative investments powered by tokenisation”.